lunes, 12 de abril de 2010

domingo, 11 de abril de 2010



























martes, 2 de marzo de 2010

¡Blog actualizado!

Bienvenidos a mis dos seguidores!

Podrán seguir las actividades diarias que realizo en el cole a través del siguiente enlace:

www.clasecaballitosdemar.blogspot.com

Espero pueda ayudarles.

Un saludo

viernes, 8 de enero de 2010

TRABAJAR POR PROYECTOS EN EDUCACIÓN INFANTIL

Cada vez son más los docentes que se deciden a trabajar por proyectos. En algunas ocasiones, un pequeño curso de iniciación, anima a éstos a llevar a la práctica en su aula distintas técnicas y procedimientos dirigidos al aprendizaje.
Muchos son los docentes que escuchan “trabajar por proyectos” entre su gremio, y no saben cómo empezar, ni tan siquiera qué significa trabajar por proyectos.
A la hora de trabajar con nuestros alumnos en un aula de infantil, tenemos que definir el tipo de grupo al que vamos a dirigir nuestra práctica educativa.
No todos los grupos, al menos en el primer trimestre, están preparados para ello; bien por un excesivo número de alumnos, por la escasez de interés en ellos, por la propia actividad de los niños, el momento en el que se encuentran…etc.

Para trabajar por proyectos en el aula hay que tener en cuenta algunas premisas:

-Trabajar por proyectos no es trabajar de forma rígida ni en función a unas referencias disciplinares establecidas: en Septiembre trabajamos el colegio, en Octubre el otoño….
-Trabajar por proyectos es saber aprovechar el interés del niño por conocer, explorar, experimentar…etc. de cara a transformar la realidad de modo activo, globalizado y autónomo.
-Trabajar por proyectos facilita a los niños/as la tarea de aprender a aprender.

Es por ello que debemos tener claro que trabajar utilizando este método no es trabajar a partir de unidades didácticas elaboradas por editoriales, si no de enfocar los contenidos utilizando distintos recursos basados en actividades que inciten el interés y que posibiliten el conflicto cognitivo para que sean ellos, los alumnos/as, los propios protagonistas de su aprendizaje.

Existen diferencias concretas y muy claras entre trabajar por proyectos y los contenidos que se trabajan a partir de ellos y los contenidos editados que se trabajan a través de las editoriales.

¿Qué es un proyecto?

El trabajo por proyecto tiene un claro objetivo: dar respuesta a través de elementos motivadores, actividades, recursos materiales temporales, espaciales…etc. a las necesidades educativas que surjan en un momento dado al grupo/clase.

Trabajar a partir de éstos es partir de los intereses de los niños/as, de sus motivaciones y/o preocupaciones que les puedan surgir en un momento dado:

-Los contenidos “a aprender” los planifican ellos a partir de la pregunta ¿Qué queremos saber de…?
-El aprendizaje es significativo pues partimos de las ideas previas del alumnado y los ampliamos a partir de las actividades relacionadas con la observación , la manipulación y la experimentación que propongamos para dar respuesta a las necesidades que detectemos a lo largo del proceso.
-La temporalización va a estar relacionada con el interés y las motivaciones de los alumnos. En el momento en el que desaparezcan algunos de éstos dos elementos, será el momento de terminar con la actividad, proyecto…etc y pasar a la siguiente idea.

¿De qué se compone un Proyecto?

Un proyecto se compone de varias fases: la duración de éstas girarán en torno al interés de los alumnos; una vez finalizado éste, se deberá pasar a la siguiente fase. De esta manera, hay proyectos que tienen una duración de treinta días y otros de tan solo de quince. La realización y culminación de éste dará respuesta a estas cuestiones:

¿Qué proyecto quieren hacer y por qué?
¿Qué sabemos del tema?
¿Qué queremos saber del tema?
¿Cómo, dónde, quién o qué podemos hacer para obtener información?
Ejecución del proyecto
Evaluación


Fases del Proyecto

Fase 1: ¿Qué proyecto quieren hacer y por qué?

Debemos partir del interés de los alumnos/as para conocer qué les interesa descubrir acerca del objeto, procedimiento…y poder nosotros detectar qué conocen, desconocen o confunden de ello.

Fase 2: ¿Qué sabemos del tema?

A partir de dibujos, diálogos, conversaciones en la asamblea podremos detectar qué conocen y así dirigir las actividades hacia un objetivo.

Fase 3: ¿Qué queremos saber del tema?

Los niños expondrán abiertamente las dudas que quieren que les sean resueltas y a través de un consenso, elegirán varias de las propuestas realizadas por ellos mismos. (Los niños tienden a preguntar cosas que ya saben, así que con la ayuda del adulto se seleccionan aquellas cuestiones que les permitan ampliar sus conocimientos previos y favorecer el aprendizaje significativo).

Fase 4:¿Cómo, dónde, quién o qué podemos hacer para obtener información?

Podemos sugerir a los niños la utilización de diversos recursos y tecnologías para obtener distintas informaciones y así poder contrastar cada una de ellas: fotos, libros, Internet, folletos, vídeos, audiciones, salida la exterior, visita de algún familiar…

Fase 5: Ejecución del proyecto

La ejecución se llevará a cabo a través de distintas actividades que inciten su interés y posibiliten conflictos cognitivos. Estas actividades podrán ser actividades motivadoras, de descubrimiento, expositivas o generales en la que se impliquen nuevos conceptos.
Es en la ejecución de los proyectos cuando nos encontramos en el momento clave del proceso y es por ello que la duración estará estrechamente vinculada a la implicación o al desinterés de los niños. No hay un tiempo establecido a ella; hay un tiempo destinado al interés y a la organización de resultados.
Es por ello que la recopilación de la información y el desarrollo de las actividades debe quedar recogida en un dossier que se podrá realizar individualmente o en grupo a través de murales, mapas conceptuales…etc.

Fase 6: La evaluación

La evaluación debe realizarse a los largo de todo el proceso de enseñanza – aprendizaje, es decir, antes durante y después de cada práctica en el aula o fuera de ella: contenidos dados, recursos materiales, temporales, espaciales, el tipo de actividades, la participación de la familia o miembros de la comunidad educativa…etc.

Conclusión

Trabajar por proyectos no es una tarea fácil sobre todo para aquellos maestros que llevamos trabajando con editoriales desde que terminamos la carrera. Pero si, que es un reto a conseguir dado que el aprendizaje que se produce se realiza a través de dos vías: por un lado los niños aprenden de forma globalizada y los aprendizajes se relacionan dando significado a pequeños conflictos cognitivos que se presentan ante nuevas situaciones y por otro lado los maestros aprendemos a escuchar y dirigir nuestra práctica hacia lo que los alumnos quieren aprender.
Hasta ahora, no hemos dado oportunidad a los niños a que pregunten, pues el trabajar por editorial te marca claramente los contenidos a enseñar, de manera que todo aprendizaje está dirigido.

Es por ello que animo a todos los docentes a iniciarse en el mundo del saber y de aprender a escuchar a nuestros niños para cubrirles así, una necesidad tan básica como es aprender.

EJEMPLOS DE ACTIVIDADES Y CÓMO TRABAJAR A PARTIR DE CENTROS DE INTERÉS

lunes, 14 de diciembre de 2009

"PAPEL DE REGALO"


Construir papel de regalo.
Materiales:
-Din A3
-Esponjas de diversas formas
- Pintura de dedos

"TALLER DE COCINA"



"Bolitas de coco impregnadas de fideos de caramelo".


"NÚMERO 3"


Trabajar el número, la cantidad y la grafía 3. Relacionarlo con los Reyes Magos.

"CHOCOLATADA"



"HACER NIEVE"


Agua tibia, sal gorda y ropa de abrigo.


"DECORAR SOBRES"




"CONSTRUIR UNA CHIMENEA PARA PAPÁ NOEL"




"BOLITAS DE NIEVE"


"TRABAJAR CONCEPTOS BÁSICOS"



"DECORAR EL ÁRBOL DE NAVIDAD"


"CONTAR UN CUENTO SOBRE EL NACIMIENTO DE JESÚS"


"MUÑECO DE NIEVE"